Tratamientos

Liposucción / Lipoescultura

Los adipocitos o células grasas están situados debajo de la piel en toda la superficie corporal aumentando o disminuyendo de volumen según se gane o se pierda peso. Sin embargo hay personas que presentan acúmulos de grasa en determinadas zonas (abdomen, cadera, muslos, rodillas y tobillos) que no disminuyen con dieta ni ejercicio pudiendo incluso existir en  personas delgadas. Estos depósitos de grasa se conocen como “lipodistrofias”.

La liposucción esta especialmente recomendada para personas con un peso normal, con zonas aisladas de grasa concentrada desproporcionadas en comparación con el resto del cuerpo. Estas áreas localizadas de grasa son casi siempre hereditarias y no se eliminan con dietas o ejercicio, por lo que es necesaria una liposucción para combatirlas. La liposucción consiste en el aspirado de esta grasa a través de pequeñísimas incisiones en la piel.

Aunque la liposucción puede realizarse a cualquier edad, siempre se obtendrán mejores resultados si la piel tiene todavía elasticidad suficiente para volver a recuperar la silueta después de la intervención. Si la piel es inelástica, como sucede en algunos casos con pacientes de avanzada edad, será necesario estirarla ya que no se readapta por sí misma a la nueva silueta.

La liposucción no es un tratamiento adecuado para la celulitis (Piel de naranja), ni para adelgazar. Su indicación es remodelar la figura armonizando el contorno corporal. En algunos casos la grasa extraída puede procesarse e inyectarse en otro lugar del cuerpo para corregir irregularidades o depresiones o para dar volumen en determinadas zonas (mamas, región glútea..).

Esta operación puede realizarse con A. Local, A Local y sedación, A. Epidural o A. General según el volumen y extensión de las zonas a tratar. La duración de la intervención dependerá asimismo del número y tamaño de las zonas a aspirar, siendo habitualmente de 1 a 2 horas.

En el quirófano se coloca una faja adaptada a la zona aspirada que debe llevarse durante 1 mes. El postoperatorio no suele ser doloroso respondiendo bien a los analgésicos habituales

Diseño web :: ticmedia.es